Las centrales de carbón lideran la contaminación en Europa

carbón-contaminación

Las plantas eléctricas de carbón son las instalaciones industriales más contaminantes de Europa, según un informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA). Estas instalaciones son responsables de un alto porcentaje de emisiones de CO2 a la atmósfera y no podemos olvidar que es el combustible que más afecta al cambio climático. No hay duda: el carbón es, de lejos, la fuente que más gases de efecto invernadero emite a la atmósfera, junto a la combustión de petróleo. La salud del planeta se resiente, y mucho, y también la de sus habitantes. Un total de 709 personas fallecen cada año en España de forma prematura a consecuencia de las centrales térmicas de carbón, según el estudio “Un oscuro panorama. Los efectos en la salud de la quema de carbón en España durante 2014”, presentado este año por el Instituto Internacional de Derecho y Medio Ambiente. Pero hay más. Según el informe, la contaminación de las 15 centrales térmicas de carbón españolas provocó 459 hospitalizaciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, más de 10.500 nuevos episodios de asma en niños y pérdidas económicas de entre 800 y casi 1.700 millones de euros anuales en 2014.

Existe la necesidad de “descarbonizar el modelo energético” basándose en el Acuerdo de París, para lo que es necesario el cierre progresivo de las centrales térmicas de carbón. Un cierre que debe asegurar el bienestar de los trabajadores y de las zonas afectadas con programas socioeconómicos, pero sin olvidar que es un combustible del pasado que tiene fecha de defunción. Si los planes actuales siguen adelante, y no se pone en marcha esta senda, el carbón será responsable del 60% de las emisiones de CO2 para el año 2030. Desde Greenpeace aseguran que el carbón fue el responsable de más del 65% de las emisiones de CO2 producidas en la generación eléctrica en España, pese a cubrir solo el 14% de la demanda de electricidad peninsular.

energias limpias-carbon

 

Empresas españolas como Iberdrola van en la buena dirección. La compañía ha anunciado el cierre de todas sus centrales de carbón en el mundo para centrarse en las energías limpias, algo aplaudido por organizaciones como Greenpeace o WWF. Tiene claro que el futuro del planeta pasa por las renovables. Ahora más que nunca, el cambio climático es una amenaza real, que nos demuestra que no hay tiempo que perder. Esta compañía ha puesto sobre la mesa la necesidad de que la industria mundial tome medidas urgentes para cumplir los objetivos y reducir la contaminación. “Ha pasado el momento de hablar y ha llegado el momento de actuar”, ha afirmado su presidente, Ignacio Galán, quien cree que “la lucha contra el calentamiento global debe involucrar a todos los países y sectores”. Lo que los datos dejan claro es que, o actuamos ahora con medidas contundentes, o ponemos en riesgo el futuro de nuestros hijos.

sostenibilidad-carbon

El carbón ha cumplido una función muy importante en siglos pasados, pero ahora hay que emprender el camino hacia el futuro. La Unión Europea establece el 1 de enero de 2019 como fecha límite para el cierre de las minas de carbón dependientes de ayudas públicas. Y el 1 de julio de 2020 para las centrales térmicas que no reduzcan drásticamente sus emisiones. Es momento de dar un paso al frente y apostar por un modelo sostenible donde las energías renovables tengan desarrollo y futuro. Conseguir un planeta más limpio es garantía de vida.

Share

En 2016 la Tierra vivió su año más cálido desde que hay registros. Un récord que lejos de celebrarse se debe combatir con esfuerzo y responsabilidad por parte de todos. STOP CAMBIO CLIMÁTICO es un espacio para remover conciencias y ofrecer consejos útiles y fáciles de llevar a cabo para ser respetuosos con el medio ambiente. Toma conciencia de la importancia que tiene cuidar nuestro planeta y nuestros recursos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *