Día mundial del agua, 22 de marzo

Día mundial del agua, 22 de marzo

Cada 22 de marzo se celebra el Día mundial del agua. Este año el tema es ‘Natura of Water’ que en español significa, “Naturaleza del Agua”, o “La naturaleza al servicio del agua” y el objetivo es explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI. Por desgracia, es ahora cuando parece realmente que el ser humano se ha dado cuenta de que estamos inmersos en una gran crisis hídrica.

dia-mundial-agua

La Soluciones Basadas en la Naturaleza (NBS, por sus siglas en inglés) utilizan o imitan procesos naturales para mejorar la disponibilidad de agua. Aunque suene raro, es posible. Según la ONU, se pueden plantar bosques, reconectar los ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales. Esto ayudaría a mejorar la salud pública y los medios de vida. Y, si vamos un poco más allá, encontramos otras soluciones basadas también en el medio natural. Por ejemplo, retención de humedad del suelo o recarga de aguas subterráneas, mejorar la calidad del agua mediante humedales naturales y construidos, o reducir los riesgos asociados con desastres relacionados mediante la restauración de la llanura aluvial y techos verdes. Es el mensaje central de este año para esta fecha señalada en el calendario mundial: poner en evidencia que este tipo de soluciones pueden ayudar, y lo pueden hacer de forma sostenible y rentable.

La naturaleza puede reequilibrar el ciclo del agua, mitigar los efectos del cambio climático y mejorar la salud humana y los medios de subsistencia.

Actualmente, la gestión del agua sigue estando fuertemente dominada por la infraestructura tradicional construida por el hombre (es decir, “gris”) y el enorme potencial de las NBS sigue infrautilizado. Es hora de que eso cambie. El objetivo es encontrar la combinación más adecuada de inversiones verdes y grises, de conseguir maximizar los beneficios y la eficiencia del sistema.

derroche-agua

No hay que olvidar que el agua es un bien necesario que escasea, que no cuidamos, y que dejamos correr en muchas ocasiones del grifo de casa sin pararnos a pensar que, hoy en día, 2.100 millones de personas viven sin agua potable en el hogar, lo que afecta a su salud, educación y medios de vida. Los ecosistemas dañados afectan la cantidad y calidad del agua disponible para el consumo humano. Según la ONU, “mundialmente, más del 80% de las aguas residuales que generamos vuelve a los ecosistemas sin ser tratada ni reciclada“.

acceso-agua-potable

Estos son algunos datos obtenidos de www.iagua.es y que sirven para poner, más si cabe, en valor este 22 de marzo:

  • 2.100 millones de personas carecen de acceso a servicios de suministro de agua potable gestionados de manera segura.
  • Se estima que, para 2050, la población mundial habrá aumentado en unos 2.000 millones de personas y la demanda mundial de agua podría llegar a ser un 30% superior a la actual.
  • El 70% del agua que se consume actualmente en el mundo se destina a la agricultura, principalmente a la irrigación, siendo mayor esa cifra en las zonas de gran estrés hídrico y densidad demográfica. Después está la industria, que consume un 20 % del total de agua, principalmente entre el sector energético y el manufacturero. El 10 % restante se destina al uso doméstico, siendo el porcentaje utilizado para el agua potable muy inferior al 1 %.
  • Hoy en día, alrededor de 2.000 millones de personas viven en zonas donde podría darse una seria escasez de agua.
  • Para 2050, esta cifra podría situarse en torno a los 3.000 millones de personas.
  • Se estima que 1.800 millones de personas consumen agua potable de una fuente no mejorada, sin protección frente a la contaminación ocasionada por las heces humanas.
  • Más del 80% de las aguas residuales generadas por la sociedad vuelve al medioambiente sin haber sido tratada ni reutilizada.
  • Se prevé que el número de personas expuestas al riesgo de inundación pase de los 1.200 millones de hoy en día a unos 1.600 millones en 2050 (casi el 20 % de la población mundial).
  • Hoy en día alrededor de 1.800 millones de personas se ven afectadas por la degradación y la desertificación de las tierras. Al menos el 65 % de las tierras forestales están degradadas.
  • Se estima que desde 1900 se han perdido entre un 64 y un 71 % de los humedales naturales a causa de la actividad humana.
  • La erosión del suelo provocada por el cultivo de la tierra arrastra todos los años entre 25.000 y 40.000 millones de toneladas de la capa arable, lo que reduce significativamente el rendimiento de los cultivos y la capacidad del suelo para regular el agua, el carbono y los nutrientes. La escorrentía, que lleva consigo grandes cantidades de nitrógeno y fósforo, también contribuye de manera importante a la contaminación del agua.

Este año también es especial porque se cumplen 25 años desde la primera celebración y, por eso, se quiere demostrar más que nunca que la solución a los problemas relacionados con el agua siempre ha estado al alcance de nuestra mano.

Share

En 2016 la Tierra vivió su año más cálido desde que hay registros. Un récord que lejos de celebrarse se debe combatir con esfuerzo y responsabilidad por parte de todos. STOP CAMBIO CLIMÁTICO es un espacio para remover conciencias y ofrecer consejos útiles y fáciles de llevar a cabo para ser respetuosos con el medio ambiente. Toma conciencia de la importancia que tiene cuidar nuestro planeta y nuestros recursos naturales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *