La huella de carbono en la industria textil

industria textil contaminacion

La industria textil y de la confección mundial, un mundo cool, alternativo, sofisticado, glamuroso y que tiene una “huella ecológica que está lejos de ser sostenible“. Tenemos en la cabeza las grandes fábricas, el transporte, la industria del metal… pero no debemos olvidar que la industria textil es también muy dañina con el planeta, debido a los 1.700 millones de toneladas de dióxido de carbono que emite anualmente. Así lo afirma un informe de WWF Suiza, que hace hincapié en lo que ya se sabía hasta la fecha: cada año se venden 80.000 millones de prendas en el mundo y la industria textil es la segunda más contaminante del planeta. Es responsable del 20% de los tóxicos que se vierten en el agua.

telas-contaminación

La industria textil es responsable del 20 % de los tóxicos que se vierten en el agua

El estudio “Cambio de moda: industria de la confección y textil al borde de la transformación radical” asegura que la industria de la moda tiene “un impacto ambiental que está lejos de ser sostenible”, desde el dióxido de carbono que emite hasta el uso y la contaminación extensiva del agua, así como los 2.100 millones de toneladas de residuos que produce anualmente. El informe revela que más de la mitad de las empresas no han tomado medidas para contrarrestar el impacto en el cambio climático. También añade que existen “brechas significativas” con respecto al uso de materias primas sostenibles, el uso del agua y la prevención de la contaminación del agua y sustancias peligrosas.

temporadas de moda contaminacion

La industria textil nos invita a comprar ropa nueva cada pocas semanas

¿Cómo se ha llegado a este punto?

La explicación es muy sencilla y se resume en “fast fashion (‘moda rápida’)”. Un consumo indiscriminado de ropa, impulsado por el modelo impuesto por las grandes cadenas textiles. Temporada primavera-verano, otoño-invierno, rebajas y entre medias atractivos avances de temporada. Cada pocas semanas nos planteamos renovar el armario, “esto ya no se lleva”. Un círculo vicioso impulsado también por precios más bajos para el consumidor. Prendas más baratas, gracias a la deslocalización, que han propiciado que la mayoría de las 250.000 fábricas que hay en el mundo estén en Asia. Hoy, la ropa es mucho más barata de lo que era a finales del siglo pasado, y eso también se traduce en la calidad de las prendas que tenemos en nuestros armarios.

Es en este punto donde debe entrar en juego la conciencia social y ambiental de cada uno. Estrenamos ropa cada mes, incluso cada semana. Ropa fabricada con una mano de obra barata y, en ocasiones, por personas en condiciones insalubres, un modelo que, además, daña el planeta.

¿Qué deberían hacer las empresas textiles?
Aplicar una estrategia para operar dentro de los límites ecológicos del planeta con respecto al cambio climático, gestión y administración del agua, materias primas, manejo ambiental conjunto en la cadena de suministro, manejo de químicos, inversión, participación de los grupos de interés y responsabilidad de las políticas públicas, y nuevos modelos comerciales para desacoplar el consumo del uso de los recursos.

Pero en esta batalla también está involucrada la sociedad. Por ello, habría que preguntarse, ¿qué podemos hacer los consumidores?

moda sostenible

hay muchas marcas que trabajan prendas textiles bajo el sello de ropa sostenible

En primer lugar apostar por el comercio sostenible; hay muchas marcas que trabajan ya prendas textiles bajo el sello de sostenibles y respetuosas con el medio ambiente. Y, en segundo lugar, no tirar tanta ropa a la basura, no hacer un consumo desmesurado que nos haga tener varias prendas en el armario con la etiqueta puesta sin estrenar. Y no olvidar que hay ropa que puede tener una segunda oportunidad. Donarla a ONG´s o venderla de segunda mano puede ser una buena opción para ayudar a reducir la huella ecológica de la dañina industria textil.

Share

En 2016 la Tierra vivió su año más cálido desde que hay registros. Un récord que lejos de celebrarse se debe combatir con esfuerzo y responsabilidad por parte de todos. STOP CAMBIO CLIMÁTICO es un espacio para remover conciencias y ofrecer consejos útiles y fáciles de llevar a cabo para ser respetuosos con el medio ambiente. Toma conciencia de la importancia que tiene cuidar nuestro planeta y nuestros recursos naturales.